Contrario a lo que se piensa, un credito hipotecario no solo nos sirve para la compra de una casa, se puede usar para diferentes cosas y no siempre se deja la casa como garantía.

Un credito hipotecario nos sirve para diferentes circunstancias, pero primero debemos de conocer que es una hipoteca.

¿Qué es una hipoteca?

El Código Civil Federal define a la hipoteca en su artículo 2893 que a la letra dice:

Artículo 2893.- La hipoteca es una garantía real constituida sobre bienes que no se entregan al acreedor, y que da derecho a éste, en caso de incumplimiento de la obligación garantizada, a ser pagado con el valor de los bienes, en el grado de preferencia establecido por la ley.

En palabras más simples, una hipoteca sucede al darse en garantía algún bien para que en caso de incumplimiento, ese bien pueda ser tomado como pago.

Como podemos observar, y contrario a lo que se cree un crédito hipotecario no siempre depende de dejar una casa como garantía para el préstamo, podemos dejar otros bienes como un auto.

Recordemos que un crédito es un préstamo y un crédito hipotecario es un préstamo que dejas en garantía, normalmente se suele pedir este tipo de préstamos para comprar una casa y dejar esta misma casa como garantía por si no llegásemos a cumplir con la obligación de pagar, que la institución financiera que nos hizo el préstamo se quede con ésta.

¿Qué usos puede darle a un crédito hipotecario?

Pero también el crédito nos sirve para remodelar tu casa si es que necesita alguna mejora o simplemente quieres hacer algunos cambios: construir, si necesitas un cuarto extra, un baño o simplemente deseas ampliar tu casa, puedes lograrlo con el crédito que te otorgan las distintas instituciones financieras.  También lo puedes usar para terminar de pagar algún otro crédito hipotecario que tengas. Las posibilidades son bastante variables.

Por esta razón te recomendamos que antes de contratar un crédito hipotecario revises bien las diferentes instituciones financieras que lo ofrecen y a su vez revises las diferentes tasas de interés para así contratar con la financiera que mejor se adapta a tu proyecto y a tus intereses.

Pero no solo puedes utilizar tu crédito hipotecario para comprar, construir, remodelar o terminar de pagar tu casa, también puedes utilizarlo para comprar una oficina, o un local o a su vez repararlos o construirlos. Las posibilidades son muchas.

Infonavit cuenta con diversas líneas que cubren todas esas posibilidades que puedes realizar con un crédito hipotecario, consulta nuestros diferentes artículos donde hablamos más detalladamente de estos temas, por ejemplo, puedes consultar Remodelavit.

¿Cómo puedo informarme antes de adquirir un crédito hipotecario?

Como se menciona en los párrafos anteriores, es indispensable revisar las instituciones bancarias y las tasas de interés ofrecidas, una herramienta que nos puede ayudar bastante es el Simulador de Crédito Hipotecario de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF), algunos de los aspectos que nos permitirá conocer son los siguientes:

1. Quién cobra menos intereses.

2. Con quién se paga menos al finalizar el crédito.

3. Mensualidades más baratas.

4. Cuál es el desembolso inicial más accesible.

5. Total de ingresos a comprobar.

6. Costo Anual Total (CAT)

Todo lo anteriores te ayudará a definir cuál es el mejor crédito de acuerdo a lo que estés buscando.

Dichos datos se pueden consultar con tasa fija y Apoyo Infonavit. Solo necesitarás vaciar el valor del inmueble, enganche, el plazo en años y en el de caso de Apoyo Infonavit los ingresos del usuario, seleccionar el aspecto que quieres consultar y presionar el botón llamado Ver comparativo, a continuación te aparecerá una tabla en la que se comparan distintas instituciones bancarias y los 6 primeros aspectos mencionados en la lista de arriba.

Puedes descargar e imprimir el archivo de PDF generado o si lo prefieres también te da la opción de descargarlo en Excel.

Nota: los resultados obtenidos en este simulador son en base a los simuladores de cada institución bancaria en la fase de promoción de crédito. Las diferencias que pudieran existir se refieren a variables como edad, arraigo laboral, entre otras cuyo impacto en el crédito se conoce hasta la autorización del mismo.

Además, los cálculos son aproximados y no podrán tomarse como definitivos u oponerse a aquellos que en su caso, presente la institución al cliente como definitivos, es decir, suponen la situación de un acreditado típico o en condiciones ideales de capacidad de pago. La información que obtiene del Simulador, constituye un ejercicio numérico de acuerdo a una simulación de condiciones de crédito, por lo que el usuario queda enterado que la información que obtenga no implica ninguna obligación para la institución.

Este simulador contempla créditos preferentemente destinados a la vivienda media y residencial, denominados en pesos y a tasa fija.

Bibliografía

México. (2021). Código Civil Federal. México: México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: El contenido esta protegido por las leyes de México y esta prohibida la copia y distribución de este contenido.
Ir arriba